Por fin ha terminado la espera. Después de tres años, el próximo 23 de octubre llegará a nuestras pantallas de la mano de HBO Max la segunda temporada de "30 Monedas", protagonizada por Megan Montaner, Miguel Ángel Silvestre, Cosimo Fusco, Macarena Gómez y Eduard Fernández, y contará con las nuevas incorporaciones de Najwa Nimri y Paul Giamatti.

Elenco de "30 Monedas" / © Montse Alcaraz

Álex de la Iglesia y el guionista Jorge Guerricaechevarría vuelven a ponerse detrás de las cámaras para sorprender a toda la audiencia con una temporada mucho más impresionante (e internacional) que la anterior. O eso nos han contado Megan Montaner y Miguel Ángel Silvestre en su paso por la 56ª edición del Festival de Sitges.

Número noventa: La primera temporada nos deja con tu personaje Megan, Elena, en coma y el tuyo Miguel Ángel, Paco, haciendo lo posible por protegerla… ¿qué podemos esperar de este dúo en la segunda temporada?

Miguel Ángel Silvestre: Sí, mi personaje ahora mismo ya se trata de una supervivencia, de salvar a Elena para que ella pueda salvarnos a todos. Es mucho más visceral, porque ya no hay lugar para las dudas. Ahora sí o sí hay que salvar a Elena.

Megan Montaner: Mi personaje se debate entre la vida y la muerte. Está en coma y, al mismo tiempo, atrapada en un inframundo perseguida por los monstruos y, además, con consejos de Vergara. Va a ser curiosa la evolución que tengan los personajes, porque en el caso de Elena, cuando vuelve en sí, desconfía mucho de lo que tiene alrededor y va a estar constantemente buscando respuestas con Paco, pero desde un lugar diferente.

Miguel Ángel Silvestre / © Montse Alcaraz

Número noventa: “30 monedas” es una serie que tiene bastante acción, ¿os habéis encontrado con alguna escena especialmente complicada?

Megan Montaner: Hay muchas, pero yo solo tengo en mi cabeza el mono blanco. ¿Tú te acuerdas del mono blanco de plástico?

Miguel Ángel Silvestre: Sí, qué calor…

Megan Montaner: Tuvimos que estar rodando durante un tiempo con un mono tapado con guantes, plástico…

Miguel Ángel Silvestre: Es que vamos a otro planeta en esta segunda temporada con otros entes en una nave que tiene Paul Giamatti… ¿esto es spoiler?

Megan Montaner: Sí, pero mogollón, ¿no? Igual te has venido muy arriba (risas). Yo solo estaba hablando de un mono de plástico blanco. Pero bueno, pasan muchas cosas y pasamos mucho calor. (risas)

Miguel Ángel Silvestre: Es que es temprano. (risas)

Megan Montaner: Bueno, esto venía a que yo recuerdo esto porque pasamos tanto calor que no nos daba el cerebro para pensar y teníamos que arrastrarnos y todo lo que implican las secuencias de acción de Álex, que son cañeras y hacerlas con ese mono, puff… eso se me quedó grabado, no lo olvido.

Número noventa: Ligado a esta última pregunta, ¿cómo os habéis preparado para esta serie?

Megan Montaner: Estar un poco en forma en realidad, para coger y correr delante de los monstruos (risas). Pero, en realidad, al final solo es seguir las pautas que te da Álex [de la Iglesia], porque él tiene muy claro lo que te quiere contar en cada escena. Era llegar al set y hacer lo que él te pedía; sin ningún tipo de filtro y darlo todo.

Miguel Ángel Silvestre: Hay algo de este género que te pide estar muy espontáneo en el momento. Tienes que, por supuesto, conocer muy bien el guion y todo, pero creo que es más importante lo que sucede allí y lo que Álex te propone. Él tiene muy claro lo que quiere y son situaciones tan extremas que creo que tampoco las puedes ensayar mucho, tienen que surgir ahí, tienes que abrir los canales y dejar que suceda.

Megan Montaner / © Montse Alcaraz

¿Creéis que podremos disfrutar de una tercera temporada?  

Megan Montaner: Sí, es algo que Álex ya comentó desde el primer momento, cuando vinimos aquí a Sitges a presentar la primera temporada. Lo dijo en la rueda de prensa porque lo tenía clarísimo, él quería hacer tres temporadas. ¡Ojalá funcione muy bien esta segunda!

"Todo vale en el amor y en la guerra", le preguntaba una perspicaz Kate Hudson a un joven Matthew McConaughey en 'Cómo perder a un chico en 10 días' allá por 2003. Sin embargo, este pasado viernes 18 de noviembre llegó a los cines españoles una película que reinventa este famoso y clásico dicho y que nos ha vuelto a demostrar que del odio al amor hay tan solo un paso (y viceversa). 

Basada en el best seller de Sally Thorne, 'The Hating Game' cuenta la historia de Lucy Hutton (Lucy Hale) y Joshua Templeman (Austin Stowell), quienes no solo rivalizan día tras día en el trabajo, sino que se verán aún más enfrentados por conseguir un ascenso. Sin embargo, ese aparente odio a primera vista dará paso a algo más y nos demostrará que 'todo vale en el amor y... en el trabajo'. 

Y aunque la trama de los dos protagonistas es ya de por sí cautivante, hay algo más que logra fascinarnos escena tras escena: el vestuario, en concreto, el de Lucy Hale. 

© Vértice 360

Con un estilo chic-vintage y un toque romántico, Lucy nos sorprende con camisas vaporosas adornadas con lazos, tonos rojizos y camel, y un precioso little black dress que tiene una connotación especial en la trama del film. Y para saber cómo se creó su vestuario y cuál fue la inspiración para el armario del personaje, tenemos el gran placer de hablar con Astrid Brucker, la diseñadora de vestuario de 'The Hating Game'. 

© Vértice 360

'Joshua', 'Price Check', 'Silver Tongues', 'Starved', 'Three Perfect Days', o 'Changing Hearts' son solamente algunas de las producciones donde podemos ver el trabajo de la artista. Graduada en Parsons School of Design, Astrid Brucker empezó en el mundo de la moda en New York, diseñando trajes de noche y vestidos, y dio el salto al diseño de vestuario con Circle Rep Theater y con el coreógrafo Jerome Robbins en su ballet 'In The Night'. Además, Astrid Brucker es la diseñadora de su propio firma, Astridland que incluye tops, vestidos, partes de abajo, chaquetas e increíbles vestidos de noche. 

© Vértice 360

Solo necesitas ver los cinco primeros minutos de la película para darte cuenta de algo: el vestuario de Lucy Hutton es único, icónico e inconfundible. ¿Cuál fue la inspiración para crearlo desde cero? "El estilo de Lucy es vintage chic, no compra en el centro comercial. Al principio, investigué mucho en Internet y compartí con la directora los tableros de ideas. Afortunadamente, cuando compraba en el norte del estado de Nueva York recibía referencias de otras tiendas vintage y esto me ayudaba a encontrar los mejores looks vintage para ella", comenta la diseñadora.

© Vértice 360

Sin hacer mucho spoiler, en la película hay un punto de inflexión marcado por un maravilloso little black dress que luce Lucy y que será el comienzo de un 'nuevo juego' entre la protagonista y Joshua: "El diseñador del precioso vestido negro es Joos Tricot. Tenía el nivel de sofisticación y encanto sin ser demasiado sexy. Porque Lucy está en su trabajo de editora y todavía tiene que parecer profesional y este vestido fue la mejor elección. Es la transición perfecta de su look de bibliotecaria a una mujer que planea una cita después del trabajo", cuenta Astrid Brucker.

Todo el vestuario de Lucy sigue la misma línea y, luzca vestidos de fiesta o outfits más formales, vemos cómo estos están perfectamente adaptados a su propio estilo. ¿Cuáles fueron las marcas que funcionaron mejor para este personaje? Atentos a la respuesta de Astrid: "Entre las marcas que han funcionado para Lucy se encuentran Longchamp y Aritzia, y se han mezclado con piezas vintage únicas. Intentamos dar vida al personaje haciendo que llevara piezas únicas y femeninas y, a medida que su carácter cambia y asciende, se vuelve más sofisticado y menos femenino. Lucy es artística, creativa y piensa de forma diferente, por lo que todo está impregnado de un estilo especial."

© Vértice 360º

Conforme la película avanza, Lucy no deja de sorprendernos con looks increíbles, lo que hace que el espectador se enamore completamente de su vestuario. Pero, ¿hay algún look que Astrid recuerde con especial cariño? "¡Me encantaron todos los looks que se nos ocurrieron! Lucy Hale es una mujer muy guapa y está fantástica con todo. Pero si me tuviera que quedar con uno, mi vestido favorito es el que abre la película", explica Astrid. 

© Vértice 360

'The Hating Game' se ha posicionado entre las películas más vistas desde el mismo día de su estreno en EE.UU., lo que refleja claramente un gran trabajo detrás de cámaras. ¿Cómo fue trabajar en este proyecto? La diseñadora nos lo cuenta: "Fue un torbellino y estuve muy ocupada. Me encantaron las compras y las pruebas y encontrar todos los accesorios perfectos. ¡Fue una oportunidad maravillosa!"

© Vértice 360
© Vértice 360

Qué sería de Lucy Hutton sin esos pantalones y faldas de cuadros, esas blusas enlazadas o esos vestidos con aires retro. Astrid Brucker ha conseguido no solo crear un vestuario, sino crear una identidad propia e inconfundible que ha logrado enamorar a cada uno de los espectadores. Así que, si todavía no habéis visto 'The Hating Game', no esperéis más para ver a Lucy Hale en escena luciendo unos de los outfits femeninos y vintage más alucinantes que hemos visto en mucho tiempo. ¡Os encantará! 

crossmenu